Feria 2019 en imágenes (3)

Los lebrijanos reciclan 10 toneladas de vidrio durante la Feria de Lebrija 2019, un 8,3% más que el año anterior

17/10/2019

La iniciativa ha premiado el esfuerzo de las casetas participantes que han demostrado su compromiso con el reciclado de envases de vidrio

Presentación Campaña reciclaje vidrio durante la feria 2019

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores de toda España, en colaboración con el Ayuntamiento de Lebrija, han recogido 9.400 kilogramos de envases de vidrio durante la Feria, un 8,3% más que en 2018. Y así lo han hecho saber el Delegado de Vivienda y Servicios Públicos, Antonio Manuel Caro,  la Delegada de Medio Ambiente, Teresa Serrano, y  el Técnico de Gerencia Zona Sur Occidenta de esta entidad, Juanjo Zabala Calderón.

La campaña llevada a cabo durante el pasado mes de septiembre, ha logrado "unos buenos resultados gracias a la colaboración y esfuerzo realizado por visitantes a la feria y casetas. Concretamente, "todas las casetas de la feria han participado en la iniciativa".

Además, la entidad ha premiado a la caseta que más ha reciclado con un Pack de Experiencias Smartbox. La caseta Doberman ha sido la ganadora del sorteo.

Datos de reciclado de vidrio en Lebrija

 La iniciativa forma parte del plan de impulso del reciclado en el sector hostelero, en el que se consumen casi el 52% de los residuos de envases de vidrio.

Según los últimos datos disponibles de 2018, los ciudadanos de Lebrija reciclaron un total de 539.180 kilogramos de envases de vidrio. Esto supone que cada habitante recicló una media de 19,7 kg de vidrio por habitante. 

En cuanto a la tasa de contenerización, la ciudad dispone de un total de 148 contenedores instalados, por lo que hay un contenedor por cada 185 lebrijanos. 

Beneficios para el medioambiente 

Ecovidrio garantiza que el 100% del vidrio que se recupera en los contenedores es reciclado para fabricar nuevos envases de vidrio y lograr múltiples beneficios para el medio ambiente y la sociedad. Con un gesto tan sencillo como el de separar las botellas, botellines, tarros y frascos usados para depositarlos después en los contenedores, se reduce el consumo de energía, se ahorran materias primas y se disminuyen los vertederos y la contaminación del aire. 

Los contenedores de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio: botellas, botellines, tarros y frascos que se consumen en los hogares y en el sector de la hostelería, la restauración y el catering. Hay otros materiales como la cerámica u otros tipos de vidrio (platos, vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.