Reunión Sector AGRARIO Lebrija

El sector agrario insiste en la necesidad urgente de ampliar la dotación de agua para salvar los cultivos del Bajo Guadalquivir

La preocupación ante la evolución de los cultivos por las restricciones de agua establecidas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir centra la reunión celebrada entre el Alcalde y los representantes de las entidades agrarias en la jornada de ayer  

Ayer, miércoles 30 de junio, se celebró un nuevo encuentro entre el Alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, y los representantes del sector agrario de nuestra ciudad para analizar la compleja situación a la que se enfrenta este importante sector económico de Lebrija por las restricciones de agua establecidas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ante la escasez de precipitaciones este año pluvial.

En esta reunión estuvieron presentes los Presidentes de las Cooperativas de Las Marismas y de La Campiña, Juan Sánchez y Miguel Falcón, respectivamente, el Presidente de la Comunidad de Regantes del Bajo Guadalquivir, Francisco Romero, acompañado por Antonio Pantuso y Benito Bellido, y el representante provincial de COAG, Ramón García, que acudió junto a Benito López, también de COAG. Además, se contó con la presencia de la Delegada Municipal y Diputada de entre provincial, Regla Martínez.

La zona regable del Bajo Guadalquivir - en la que se encuentra nuestra ciudad - está sufriendo esta campaña restricciones en las dotaciones de agua para riego del 50 por ciento respecto a una campaña normal. Como consecuencia de esta falta de agua, se ponen en riego cultivos sociales como hortícolas, remolacha, tomate de industria y algodón que requieren, de manera urgente, de una dotación de agua que permita concluir sus ciclos vegetativos con normalidad.

Tal y como se recoge en un estudio realizado en la zona regable del Sector B-XII, analizando sus cultivos implantados y sus necesidades hídricas, se necesitaría un volumen adicional sobre la dotación actual de aproximadamente 7,2 Hm3 para poder completar el desarrollo de los cultivos actuales, obtenido como la diferencia entre el volumen que necesitan los cultivos implantados partiendo de su dotación teórica reducida y el volumen correspondiente a la dotación actual.

En este contexto, este viernes, 2 de julio, se celebrará una Asamblea Extraordinaria convocada por las entidades agrarias anteriormente citadas en las instalaciones de la Cooperativa de Las Marismas para definir y acordar las acciones futuras enmarcadas en las demandas del sector agrario ante Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.  Los agricultores lebrijanos reivindican una dotación de agua justa que permita salvar los cultivos sembrados en las explotaciones existentes en el Bajo Guadalquivir.