Desfibrilador Policía

El Ayuntamiento equipa los coches de la Policía Local con desfibriladores para actuar de forma inmediata ante emergencias cardiacas 

26/11/2021

La plantilla de la Policía participa en una formación para conocer el manejo del desfibrilador. Estos dispositivos se suman a los ya instalados en colegios, polideportivo e instalaciones municipales

RCP - FORMACIÓN POLICIA LOCAL (1)

Los coches patrulla de la Policía Local cuentan desde ya con dos desfibriladores móviles para atender posibles emergencias que puedan producirse a pie de calle.

En una apuesta firme por mejorar los servicios públicos, el consistorio lebrijano pone a disposición de la Policía Local estos dispositivos que, con su presencia, permiten a los agentes atender emergencias cardíacas in situ hasta que lleguen los servicios médicos. Contar con esta herramienta “optimizará la respuesta de los agentes y que la misma sea mucho más eficaz”, ha destacado María Regla Martínez, delegada de Seguridad Ciudadana. En esta misma línea la delegada de Salud, María José Ortiz, ha afirmado que "seguimos trabajando para lograr que Lebrija sea una ciudad cardioprotegida".

En este sentido, cabe señalar que la plantilla de agentes de la Policía Local ha participado en unas jornadas de formación sobre su uso, impartida por sanitarios del Centro de Salud de Lebrija. A lo largo de la acción formativa, los agentes han adquirido conocimientos para afrontar posibles situaciones de emergencia ante este tipo de situaciones. Los cursos en materia de soporte vital básico abordan, entre otras cuestiones, temas como las maniobras RCP y el manejo del propio desfibrilador.

Diversas son las instalaciones públicas que disponen ya de estos dispositivos como son el Centro Cívico Blas Infante, el Teatro Municipal Juan Bernabé, la Biblioteca Municipal, la Casa de la Cultura y en la Sala de Exposiciones de la Misericordia.  Además,  la Piscina Municipal, el Campo de Fútbol Municipal y el Polideportivo Municipal también cuentan con un desfibrilador para hacer frente a cualquier eventualidad dado que es un lugar de gran afluencia de personas.  

Este tipo de aparatos están diseñados con criterios de funcionalidad con el fin de ser fáciles de utilizar, resistentes y fiables.

Ante una situación de emergencia, contar con un desfibrilador de acceso público puede conllevar un gran cambio para la persona que se vea afectada. Su existencia, y la de una persona que sea capaz de darle un uso correcto, puede salvar la vida del enfermo gracias a una respuesta rápida por parte de quienes le rodean en un momento crítico. En concreto, se estima que la supervivencia tras una parada cardíaca se multiplicará por tres cuando ésta se produce en un lugar con acceso a un desfibrilador y personal con nociones básicas de cómo actuar ante esta situación, ya que las probabilidades de supervivencia de una víctima decrecen drásticamente cada minuto que transcurre sin tratamiento.

 

RCP - FORMACIÓN POLICIA LOCAL (3)